Body PerformanceCenter

Body PerformanceCenter

SINDROME METABOLICO

Creado Jueves, mayo 10th, 2012
Puesto en ARTÍCULOS SALUDABLES | Comentarios desactivados

Algunas autoridades sanitarias vaticinan que para el año 2030, el síndrome metabólico superara a las enfermedades del corazón y al cáncer en el índice de mortalidad.

Todavía estas no lo saben, pero el mejor antídoto para combatirlo es la práctica del ejercicio con peso combinado con cardio y aunado a una metodología de alimentación, o sea, el Fisicoculturismo.

 

Si de verdad quieren que su cintura se mantenga definida y dura,
entonces vigilen lo que comen porque esa es la clave.

 

image002 SINDROME METABOLICO

Es relativamente nuevo, solo hace unos pocos años que la comunidad científica a empezado a hablar de un síndrome que se esta extendiendo por los países industrializados y que esta causando una verdadera epidemia.

Se trata de una serie de trastornos que están asociados entre si y cuyo resultado es la merma de la energía vital y el quebranto de la salud.

Hasta hace poco no se le había dado un nombre preciso, puesto que no se trata en sí de una enfermedad concreta con una sintomatología definida, sino mas bien la asociación de un cuadro múltiple de problemas, pero muchos encajan bajo la definición de las repercusiones derivadas de la resistencia a la insulina, un desorden generalmente inducido por la mala alimentación y el estilo de vida sedentaria.

 

¿QUE ES EL SINDROME METABÓLICO?

 

Algunas personas se quejan de molestias, de pequeños trastornos y de alteraciones en las funciones metabólicas. Varios de estos problemas encajan con los síntomas concretos de enfermedades bien conocidas, pero no todos.

Mientras los científicos siguen debatiendo el criterio a emplear con el síndrome metabólico, consideran que la agrupación de tres o más de los siguientes cuadros, te hacen candidato seguro de ser victima del síndrome metabólico:

Tener una cintura que exceda los100 centímetrosde diámetro entre los hombres y80 centímetrosentre las mujeres.

Niveles de triglicéridos en ayunas superiores a 150.

Niveles de lipoproteínas de alta densidad, el colesterol bueno, por debajo de 40 en los hombres y de 50 en las mujeres. 

Niveles en ayunas de glucosa superiores a los 120 miligramos por decilitro de sangre.

Una tensión equivalente o superior a una lectura de 130/85.

Otros síntomas de padecer el síndrome metabólico lo constituyen tener mucha grasa depositada en la zona abdominal, niveles bajos de lípidos en sangre y sobre todo resistencia a la insulina, bien sea o no unida a la intolerancia a la glucosa.

 

El empleo de pesos fuertes obviamente de acuerdo a la respectiva capacidad incentiva el desarrollo de los músculos, un tejido activo que ayuda a luchar contra el síndrome metabólico.

 meta1 SINDROME METABOLICO

Todos estos síntomas predisponen a varias enfermedades, como son las coronarias, la diabetes, la enfermedad crónica renal, niveles elevados de ácido úrico, gota, cálculos (o piedras) en el riñón y en la vesícula, el hígado graso y hasta deterioro mental.

Los riesgos para la salud son múltiples, desde contraer la diabetes, una mayor facilidad para formar coágulos en la sangre, lo cual está estrechamente relacionado con los ataques al corazón y con las apoplejías.

Existe una relación entre todos estos cuadros clínicos y la grasa corporal, así como con los niveles elevados de insulina en sangre.

 

LOS CÓMPLICES DEL SINDROME METABÓLICO

 

Puede que todavía piensen que estar gordo(a) es únicamente un problema estético, que el exceso de grasa corporal no supone más problemas que  tener que encontrar tallas adecuadas, pero se equivocan. La obesidad hace mucho tiempo que se sabe que esta relacionada con las enfermedades cardiovasculares, la hipertensión y con la diabetes, pero en los últimos tiempos existen pruebas contundentes de que el exceso de tejido adiposo puede conducir a muchos otros problemas graves de salud.

Cuando se ingieren muchas calorías con la dieta y ese exceso no se gasta con la actividad física, este superávit calórico acaba convirtiéndose en triglicéridos, un tipo de acido graso saturado, y formando parte del tejido adiposo, que solo sirve como reserva de energía para épocas de ausencia de alimento. Entonces engordamos. Sin embargo, los científicos han descubierto que la grasa corporal  es algo más que un acopio de calorías almacenadas y puede liberar una serie de sustancias que afectan negativamente la salud.

Estas moléculas se conocen genéricamente bajo el nombre de adipoquinas y son sustancias químicas que se liberan principalmente por la grasa visceral, entre estas  la más conocida es la leptina, que regula el apetito y hasta el ritmo de combustión de la grasa en el tejido muscular. No obstante, estas sustancias liberadas por la grasa visceral producen inflamación en los tejidos, liberando así su función. La liberación de triglicéridos en la sangre se promueve la liberación de insulina, que a su vez aumenta la acumulación de grasa corporal. Así mismo el exceso de ácidos grasos anula la liberación de hormona de crecimiento, lo cual explica porque las personas obesas muestran menor respuesta a dicha hormona. Niveles altos de insulina de forma continuada inducidos por los ácidos grasos, conducen a la destrucción de las células beta del páncreas, que son las que producen la insulina y por consiguiente a la diabetes. Esos niveles elevados de ácidos grasos también producen la insulinorresistencia y disfunción del sistema cardiovascular. La células al estar expuestas constantemente a esta hormona se vuelven insensibles o resistentes a ésta como protección y para que ésta pueda llevar a cabo su cometidote introducir en las células la glucosa y los aminoácidos es necesaria cada vez más y más insulina, lo cual agrava el problema.

 

Las grasas saturadas de fritos y derivados de la comida rápida además de engordar elevan de forma muy peligrosa los niveles de colesterol en la sangre.

 

meta2 SINDROME METABOLICO

Según parece, es posible que una vez que el nivel de grasa subcutánea esta saturado, las células grasas producen adipoquinas que bloquean la síntesis de mas grasa corporal, de forma que en lugar de que los ácidos grasos sean acumulados en el tejido adiposo, éstos sean liberados en la circulación para depositarlos en algunas vísceras, lo cual altera la función de dichos órganos.

Otro problema derivado del exceso de adiposidad para los hombres es que este tejido es particularmente sensible a los estrógenos, la hormona femenina que interactúa con la testosterona, es decir que cuanta mayor grasa corporal se posea mas bajos serán los niveles de testosterona.

Básicamente los cómplices del síndrome metabólico son el exceso de grasa y de insulina en la sangre.

 

EL ESTILO DE VIDA QUE CONDUCE AL SINDROME METABOLICO

Los científicos además de identificar los síntomas, consecuencias y repercusiones del síndrome metabólico, han preconizado que en el futuro puede convertirse en la mayor causa de mortalidad y reducir sensiblemente la calidad y esperanza de vida de las personas en las próximas décadas.       

 

El síndrome metabólico se esta incluso propagando entre los jóvenes, como resultado de los malos hábitos alimenticios y la falta de ejercicio.

 meta3 SINDROME METABOLICO

Es la nueva enfermedad moderna, puesto que su origen está en el estilo de vida, que aunada a una alimentación excesivamente rica en grasa saturada y azucares, así como la falta de ejercicio, malos hábitos muy generalizados en nuestros días.  

Se sabe desde hace años que la falta de ejercicio físico regular no solo contribuye a la ganancia de peso graso, porque la inactividad no quema calorías, sino que también conduce a la disfunción orgánica, ya que tanto el sistema muscular, el cardiovascular como el respiratorio se atrofian y pierden eficacia.

 

ELIMINEN DE SU DIETA LAS FUENTES DE AZUCARES PARA EVITAR LOS PROBLEMAS ASOCIADOS CON LA INSULINA Y LA ADIPOSIDAD

 

meta4 SINDROME METABOLICO

Si el exceso de grasa corporal y los elevados niveles de insulina son los ejes de este trastorno metabólico, ambos son consecuencia directa de la mala alimentación moderna. 

Las dietas ricas en alimentos fritos, empanizados o excesivamente procesados, como todos los que provienen de la cocina rápida y preparada, incluyendo pizzas, hamburguesas, papas fritas, salchichas, etc., aportan una gran cantidad de calorías procedentes principalmente de las grasas saturadas.

 

Entre las muchas ventajas del entrenamiento con pesas destaca el aumento de la densidad ósea.

 image0191 SINDROME METABOLICO

El exceso de azúcar en la sangre es lo que produce el aumento de insulina, y eso es la consecuencia de ingerir demasiados carbohidratos o del tipo inadecuado como los que se encuentran en las bebidas refrescantes, los dulces, pasteles o cualquier producto de repostería, pero también en el pan blanco, así como los cereales edulcorados del desayuno, la pasta y la harina blanca.

EL FISICOCULTURISMO COMO MEDIDA DE PREVENCION DEL SINDROME METABOLICO

Existen suficientes estudios que ponen de manifiesto sobradamente esta relación. Por ejemplo, la grasa visceral es muy sensible a la oxidación, es decir a su conversión en energía, por lo que se ha comprobado que el ejercicio con peso en combinación con el ejercicio aeróbico, reduce considerablemente esa grasa. En julio de 2005 se publico en el prestigioso CIRCULATION JOURNAL, un estudio de gran alcance celebrado a lo largo de cinco años en el que se ponía claramente de relieve que tanto las mujeres como los hombres que practicaban Fisicoculturismo regular presentaban hasta un 50-60% menos de riesgo de sufrir el síndrome metabólico, así como de padecer del corazón y de otras complicaciones cardiovasculares.No estamos insinuando que el Fisicoculturismo es la panacea para todo, no, todos los deportes son excelentes, pero lo que si es cierto es que el estilo de vida asociado al Fisicoculturismo, constituye el mejor antídoto para muchas de las enfermedades modernas, especialmente el síndrome metabólico debido a la relación tan estrecha que existe entre llevar una adecuada y estricta alimentación es la clave para poder desempeñar este deporte, es el deporte que mas atención le da a una perfecta forma de alimentarse ya que de no ser así no se ven los resultados.

Y es que esta actividad aumenta los niveles de HDL o colesterol bueno, reduce los triglicéridos y disminuye la resistencia a la insulina, además de eliminar la grasa subcutánea y también la visceral. También actúa muy favorablemente porque el músculo esta muy estrechamente relacionado con la sensibilidad a la insulina, ya que la glucosa puede penetrar en el músculo durante el ejercicio sin la presencia de insulina. De hecho, la producción de esta hormona se anula durante el ejercicio ante la gran cantidad de catacolaminas liberadas, otras hormonas, como la epinefrina y norepinefrina, que producen energía a partir de la grasa.

El músculo desarrollado por el entrenamiento con pesas es el mayor consumidor de glucosa y por lo tanto el responsable de bajar los niveles de insulina en la sangre. Se ha demostrado científicamente que el entrenamiento con pesas disminuye notablemente el riesgo de contraer el síndrome metabólico, pero lo que es mas interesante todavía, es que se ha podido constatar que si lo ideal es combinar el ejercicio aeróbico junto con el muscular, cuando se examinaron las dos actividades por separado, el entrenamiento con pesas supero en la protección contra el síndrome metabólico mas que el aeróbico únicamente.

No solo el Fisicoculturismo como ejercicio contribuye a proteger contra esa alteración, sino que la dieta que siguen los fisicoculturistas constituye otro medio de protección.

Lo hombres de ciencia han demostrado que para evitar el síndrome metabólico, la dieta desempeña un papel fundamental puesto que a través de esta se puede evitar el sobrepeso, así como los elevados niveles de insulina. Para empezar la dieta ha de ser equilibrada en calorías y no presentar superávit que avive la generación de grasa corporal, para ello hay que evitar las grasas saturadas y asegurarse la inclusión de las poliinsaturadas y saludables como las de los aceites de semillas de lino o la de los pescados. En cuanto a los carbohidratos de la dieta, estos han de ser altos en fibra, complejos y no refinados, de bajo índice glucemico y no constituir la principal fuente de calorías.

La dieta recomendada es moderada en carbohidratos almidonados, alta en fibra, baja en sodio y alta en proteína, pero que no incluya ni grasa saturada, ni carbohidratos refinados. Por ejemplo, rica en alimentos tales como aves, claras de huevo, carnes magras, pescados y mariscos, así como de frutas y verduras frescas, hortalizas, frutos secos y legumbres.

 

EN CONCRETO, LA DIETA TIPICA DEL FISICOCULTURISTA.

noflash SINDROME METABOLICO